Se podrán contratar servicios y productos prestados por el propio alojamiento turístico. No se aceptarán bonos de alojamientos que reserven otros servicios que no sean los propios