Sí, la documentación aportada por la empresa turística debe estar firmada digitalmente por el representante legal (sociedades mercantiles) o el titular de la actividad (autónomos).