Será la Agencia de Viajes o establecimiento turístico los que establezcan las condiciones de cancelación.

No se subvencionarán los gastos por cambios, anulación o cancelación de la reserva de servicios y productos contratados.