Es el alojamiento turístico o la agencia de viajes quienes decidirán la política de pago y cancelación de la reserva.

Deberás abonar tu reserva a través de entidad financiera, ya sea a través de transferencia bancaria, cheque nominativo, tarjeta de crédito o débito.